Juvenilia

La Manzana de las Luces, se compone también del Colegio Nacional de Buenos Aires y la Iglesia de San Ignacio.

De acuerdo a los diferentes momentos políticos que atravesaba el País, este colegio pasó por varias etapas. Fue fundado por la Compañía de Jesús y llamado Colegio Máximo de San Ignacio. Luego de la expulsión de los Jesuitas, el Gobernador Vértiz inaugura en esas mismas instalaciones el Real Colegio de San Carlos. En 1783 es rebautizado con el nombre de Colegio Convictorio Carolino, en cuyas aulas se educaron muchos de los hombres que más tarde jugarían un papel importante en la independencia de la Argentina y que serían conocidos como la “Generación de Mayo”.

El 14 de marzo de 1863, el presidente Bartolomé Mitre le otorgó, mediante un decreto, el nombre definitivo: Colegio Nacional de Buenos Aires.